Hongos en los pies – tratamiento hongos uñas

por | 29.10.2021

Los hongos en las uñas de los pies, también conocidos como onicomicosis o tinea unguium, son una afección común de las uñas que afecta a millones de personas en España. Las infecciones fúngicas de las uñas pueden desarrollarse en la uña a partir de diversos organismos como mohos, levaduras y hongos. Esto suele ocurrir después de que estos organismos entren en contacto con una uña agrietada o con la piel que rodea la uña, ya que la abertura proporciona un portal de entrada para estos organismos.

tratamiento hongos uñas

Factores de riesgo

Cuando los pies sudan o permanecen húmedos o mojados, aumenta la posibilidad de que los hongos crezcan en las uñas de los pies. La exposición frecuente a entornos cálidos y húmedos, como piscinas, vestuarios o incluso vivir en un clima húmedo, aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de infecciones. Esta es también la razón por la que estas infecciones parecen ser más frecuentes durante los meses de verano.

Se sabe que los hombres desarrollan este tipo de infecciones más que las mujeres, así como las personas con sistemas inmunitarios debilitados: personas con diabetes, mala circulación y adultos mayores. Las personas que frecuentan los salones de uñas también pueden correr el riesgo de desarrollar y propagar infecciones por hongos en los pies. La evidencia de una infección en la uña del pie incluye el cambio de color de la uña, que puede ser blanco, amarillo, marrón o incluso negro. La uña puede engrosarse y dificultar el cuidado de la uña por sí misma. Puede producirse mal olor, fragilidad o incluso la separación completa de la uña del lecho ungueal.

Diagnóstico – Hongos en los pies

Para confirmar la existencia de hongos en las uñas de los pies, el médico evaluará primero sus pies. También puede decidir realizar un cultivo en el que se tomen muestras de la uña o de la piel para su posterior evaluación en un laboratorio. Dado que existen otras causas de las alteraciones de las uñas (psoriasis, microtraumatismos, mala alimentación, manchas de esmalte), éste es un paso fundamental para elegir el tratamiento más adecuado.

16 remedios caseros para los hongos en las uñas de los pies

Existen diversas opciones de tratamiento para los hongos en las uñas de los pies, como alternativas sin fármacos, medicamentos de venta libre, fármacos con receta, tratamiento con láser o incluso la extirpación quirúrgica para aquellos casos graves. La mayoría de las personas empiezan con artículos que tienen en casa antes de comprar medicamentos o visitar la consulta del médico. Estos tratamientos son más eficaces en los casos leves.

1. Mantenimiento semanal

En primer lugar, prepare las uñas para el tratamiento recortándolas y limándolas una vez a la semana. Cortar las uñas de los pies alivia la presión sobre ellas y ayuda a que las soluciones antimicóticas penetren en la uña. Utilice un cortaúñas tradicional y una tabla de Emory para mantener las uñas cortas y finas. Asegúrese de desinfectar los utensilios después de cada uso. Mantener las uñas recortadas, limpias y secas será esencial para tratar los hongos en las uñas de los pies y prevenirlos en el futuro.

2. Calcetines y zapatos limpios

Cambiar regularmente los calcetines y el calzado también puede reducir el crecimiento de los indeseados hongos en los pies. Tanto los calcetines como el calzado deportivo pueden lavarse con agua caliente para eliminar la proliferación de levaduras y hongos que puedan crecer en el tejido. Algunos zapatos pueden secarse a máquina. Secar los zapatos al sol es otra opción a la hora de limpiar el calzado.

Añadir media taza de bicarbonato de sodio o una taza de vinagre a la lavadora puede ayudar a eliminar las bacterias u hongos de los calcetines o los zapatos.

Las botas y el resto del calzado que no se puede lavar a máquina pueden limpiarse con una solución de vinagre y agua o rociarse con un spray antimicótico de venta libre. Los polvos medicinales también son útiles para tratar los hongos en los pies.

Dejar que los pies respiren quitándose los zapatos y los calcetines cuando sea posible puede prevenir la aparición de hongos. Proteja sus pies utilizando calzado transpirable y calcetines limpios. También existen calcetines y zapatos antimicrobianos hechos de bambú, cobre o tejidos especiales. Pueden ayudar a reducir el crecimiento de bacterias y levaduras no deseadas en el calzado.

Un enfoque proactivo para mantener los pies limpios y secos puede prevenir la propagación de los hongos en las uñas de los pies. Puede lavar o remojar los pies con agua tibia y jabón o con un baño de pies utilizando artículos domésticos cotidianos. Sumergir los pies en un brebaje homeopático totalmente natural puede ser beneficioso para reducir o eliminar los hongos en las uñas de los pies.

Hongos en los pies

3. Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno puede matar los hongos que crecen en las uñas de los pies. Puede aplicar directamente peróxido de hidrógeno en los dedos de los pies o en las uñas infectadas con un paño limpio o un bastoncillo de algodón. El peróxido de hidrógeno también se puede utilizar en un remojo para los pies. Mezcle ⅛ taza de peróxido de hidrógeno (o varias tapas) con cuatro tazas de agua fría y deje los pies en remojo de 10 a 20 minutos. Aclare los pies con agua tibia y séquelos con palmaditas.

4. Té negro

Sumergir los pies en té negro también puede ser beneficioso para tratar los hongos de las uñas o de los pies. El té negro contiene ácido tánico que seca los pies, mata las bacterias y ayuda a cerrar los poros del pie para reducir la sudoración. Hierve dos litros de agua y añade de cinco a seis bolsitas de té. Deje que el té se enfríe y remoje los pies durante 30 minutos. Si lo desea, utilice este baño de pies a diario.

Lea también artículos similares:  Dietas para perder peso - ¿Qué puede conseguir?

5. Vinagre de sidra de manzana

Otro remedio casero para tratar los hongos en las uñas de los pies incluye el uso de vinagre de sidra de manzana. El vinagre es un ingrediente antifúngico que puede mezclarse con agua para crear un baño de pies. Su componente de ácido acético ayuda a blanquear las uñas de los pies descoloridas y a detener la propagación de la infección a otros dedos. Pruebe con dos partes de vinagre por una de agua caliente y remoje los pies durante 20 minutos al día. Para un remojo de pies más potente, la proporción puede ser de una parte de vinagre por una de agua. Si el olor es demasiado abrumador, se pueden añadir aceites esenciales para hacer la experiencia más agradable. El vinagre blanco puede utilizarse como alternativa, ya que ambos son igualmente eficaces.

6. Bicarbonato de sodio

Añade bicarbonato de sodio a un remojo de pies para curar la uña afectada. También puedes hacer una pasta de bicarbonato con una cantidad mínima de agua y aplicarla directamente sobre el pie. Deje que la pasta se asiente en la zona afectada de 10 a 20 minutos, luego aclare con agua tibia y seque bien el pie.

El bicarbonato de sodio también puede espolvorearse sobre el pie o en los zapatos como si fuera polvo para los pies. Una vez aplicado sobre un pie seco, ponte unos calcetines limpios; el bicarbonato puede absorber la humedad mientras las propiedades curativas actúan para reducir los hongos en las uñas de los pies.

7. Sal de Epsom

Sumergir los pies en un baño de sal de Epsom (sulfato de magnesio) puede ser beneficioso para aliviar los hongos de los pies. Puede mezclar una taza de sal de Epsom con dos cuartos de galón de agua tibia o caliente y remojar los pies de 10 a 20 minutos. También puede probar un brebaje de sal de Epsom más elaborado que incluya:

  • 4 tazas de agua tibia a caliente
  • ½ taza de sal de Epsom
  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • ¼ de taza de peróxido de hidrógeno
  • ¼ de taza de vinagre

Mezcla todos los ingredientes y pon los pies en remojo de 15 a 20 minutos. Los aceites esenciales son un gran complemento para los baños de pies. A continuación se enumeran los aceites esenciales con propiedades curativas para tratar los hongos de los pies. Tras el baño de pies, aclare los pies con agua limpia y séquelos con una toalla limpia. Para evitar la contaminación de los pies limpios, póngase calcetines limpios y zapatos transpirables después del baño de pies.

8. Aceites esenciales

Los aceites esenciales están ganando popularidad en el tratamiento homeopático para curar una variedad de dolencias comunes. Muchos aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas naturales. Algunos aceites esenciales que podrían ayudar a reducir los hongos en las uñas de los pies son:

  • Aceite del árbol del té
  • Aceite de clavo
  • Aceite de salvia romana
  • Aceite de jazmín
  • Aceite de lavanda
  • Aceite de ylang-ylang
  • Aceite de eucalipto
  • Aceite de canela
  • Aceite de limón
  • Aceite de limoncillo
  • Aceite de ladrones
  • Aceite de orégano silvestre
  • Aceite de jojoba
  • Aceite del árbol de Manuka

Diluya los aceites esenciales con un aceite portador, como el de coco o el de oliva, antes de aplicarlos sobre la piel. Mezcle el aceite deseado o la combinación de aceites con un aceite portador de su elección y aplique unas gotas sobre la uña afectada. Como se ha mencionado anteriormente, también puede añadir dos o tres gotas de aceites esenciales a los baños de pies.

tratamiento hongos uñas

9. Aceites ozonizados

Los aceites ozonizados, como los de oliva y girasol, contienen gas ozono. La idea es que el ozono lleva oxígeno a las zonas afectadas, lo que mata las bacterias y estimula las células de la piel para una curación más rápida. Un estudio descubrió que el aceite ozonizado es un remedio casero eficaz para los hongos de las uñas de los pies. Los investigadores probaron el aceite de girasol ozonizado en 101 muestras de hongos. El aceite fue un tratamiento eficaz contra varias cepas de hongos. Para probar este remedio, limpie y seque primero el pie. Masajee suavemente una pequeña cantidad de aceite ozonizado en la piel, trabajándolo en las uñas afectadas y alrededor de todo el dedo.

El extracto de hoja de olivo contiene oleuropeína, que es un antifúngico y antimicrobiano natural. Se puede aplicar un ungüento hecho con la hoja de olivo en las uñas de los pies para reducir la infección. También se pueden ingerir cápsulas que contengan el extracto para reforzar el sistema inmunitario y tratar los hongos de las uñas de los pies de forma sistémica. Se pueden tomar aproximadamente dos cápsulas de extracto de hoja de olivo dos veces al día durante un periodo prolongado. Consulte a su médico antes de tomar el extracto de hoja de olivo.

El extracto de raíz de serpiente, elaborado a partir de plantas de la familia del girasol, es un tratamiento homeopático antifúngico totalmente natural que también se utiliza para tratar los hongos de las uñas de los pies. El extracto de raíz de serpiente, muy utilizado en las prácticas ayurvédicas de la India, puede aplicarse directamente en la uña del pie afectada. Aplique el extracto dos o tres veces por semana durante varios meses. Pregunte a su médico si el extracto de raíz de serpiente es adecuado para su tipo de hongos en los pies.

10. Zinc

El óxido de zinc es un mineral que puede tratar las infecciones por hongos. Como protector de la piel, el óxido de miconazol-zinc puede pulverizarse o aplicarse a la zona afectada para combatir la infección y reducir los signos de los hongos en los pies. Consulte a su médico para ver si añadir zinc a su régimen de cuidado de los pies es adecuado para usted.

11. Ajo

El ajo es una potente planta antimicrobiana. Para el tratamiento tópico, pique dientes de ajo y déjelos sobre las uñas afectadas durante 30 minutos. Utiliza el ajo crudo con moderación, ya que puede provocar una quemadura química.

Pregunte a su farmacéutico por los suplementos de hierbas que contienen ajo. Estos suplementos pueden tomarse por vía oral no sólo para tratar las infecciones de la piel, sino también la hipertensión arterial, las enfermedades cardíacas, ciertos tipos de cáncer y para prevenir las picaduras de garrapatas. Los suplementos de ajo no deben ser tomados por personas con úlceras de estómago, problemas digestivos o trastornos hemorrágicos. También puede reducir la eficacia de las píldoras anticonceptivas. Consulte a un profesional de la salud antes de tomar suplementos de ajo por vía oral.

Lea también artículos similares:  Qué es la hipertensión? - Síntomas hipertensión, сuáles son los valores normales?

12. Harina de maíz

La harina de maíz tiene algunas propiedades antifúngicas. Puedes probar a aplicar la harina de maíz en forma de pasta o en remojo. Para la pasta, disuelve la harina de maíz en agua caliente en un recipiente poco profundo. Deja que la pasta se enfríe antes de usarla en los pies. Déjala reposar durante una hora. Como remojo, añade un centímetro de harina de maíz a un recipiente poco profundo. Vierte un centímetro de agua caliente sobre la harina de maíz y deja que la harina de maíz y el agua se mezclen de forma natural durante una hora. A continuación, añade suficiente agua caliente para cubrir todo el pie y déjalo en remojo durante una hora. Puede probar la harina de maíz como remedio casero semanal para los hongos en las uñas de los pies.

13. Dieta

Su dieta actual podría estar alimentando los hongos causados por el crecimiento excesivo de la cándida. Aquí hay algunos cambios en la dieta que puede hacer para matar de hambre a la levadura y mejorar los hongos en las uñas de los pies:

  • Eliminar el azúcar
  • No beba alcohol
  • Limitar los carbohidratos a una taza al día
  • Cocinar con aceite de coco
  • Incorporar jengibre y ajo
  • Suplemento con un probiótico

14. Ejercicio

El ejercicio regular puede acelerar el proceso de curación. A medida que la sangre bombea más rápido por el cuerpo, libera vitaminas naturales y elimina las toxinas. Asegúrate de practicar una higiene adecuada para evitar que los hongos en las uñas de los pies empeoren. Usa calcetines que eliminen el exceso de humedad, utiliza polvos antimicóticos para los pies, quítate los zapatos inmediatamente después de hacer ejercicio para dejar que los pies respiren y usa chanclas o sandalias en las duchas o piscinas. Recuerda lavarte los pies con jabón antibacteriano y secarlos completamente después de la ducha.

hongos en los pies

Opciones de tratamiento hongos uñas de los pies sin receta médica

Aunque los tratamientos caseros pueden ser la cura que buscas para tratar los hongos en las uñas de los pies, no están regulados ni aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Existen cremas antifúngicas de venta libre, sprays e incluso esmaltes de uñas medicinales. Los remedios caseros a menudo pueden mejorar la eficacia de estos productos.

Vicks VapoRub

Uno de los remedios de venta libre más populares para tratar los hongos en las uñas de los pies es el uso de Vicks VapoRub. Los bálsamos mentolados contienen los ingredientes naturales mentol, aceite de eucalipto y alcanfor. Utilice Vicks solo o junto con otros tratamientos y medicamentos. Limpie los pies y aplique una pequeña cantidad de Vicks VapoRub diariamente.

Listerine

Sumergir una uña infectada en el producto de venta libre Listerine también puede ayudar a reducir o eliminar los hongos de las uñas del pie. El Listerine, que se utiliza habitualmente como enjuague bucal, aplicado sobre el dedo o la uña del pie afectados durante 20 minutos dos veces al día puede reducir eficazmente los signos de onicomicosis.

Medicación para el pie de atleta

Los aerosoles, polvos y cremas para el pie de atleta son útiles para detener el crecimiento de los hongos antes de que se desarrollen en la uña del pie o en la carne circundante. Entre los productos de marca que puede adquirir sin receta se encuentran Tinactin, Micatin, Lamisil Spray y Lotrimin AF. Pregunte a un farmacéutico de su farmacia local cuál es el mejor medicamento para sus síntomas.

Medicamentos recetados para los hongos en las uñas de los pies

A veces es necesario recetar medicamentos para tratar una infección de las uñas de los pies que no desaparece con remedios naturales o medicamentos de venta libre en unos meses. En este caso, los medicamentos antimicóticos de venta con receta pueden erradicar la onicomicosis persistente.

Los medicamentos tópicos suelen ser eficaces para tratar los hongos en las uñas de los pies de leves a moderados. Las soluciones tópicas pueden incluir esmaltes de uñas medicados o medicamentos líquidos. Loprox (ciclopirox), Penlac (ciclopirox), Kerydin (tavaborole) y Jublia (efinaconazole) son algunos de los principales medicamentos recetados para los hongos de las uñas de los pies.

Los medicamentos orales pueden venir en cápsulas, tabletas o líquidos. Algunas recetas comunes son Diflucan (fluconazol), Lamisil (terbinafina), Onmel (itraconazol) y Sporanox (itraconazol).

Efectos secundarios de la medicación contra los hongos en las uñas de los pies

Una de las muchas ventajas de utilizar un remedio homeopático es que tiene pocos o ningún efecto secundario adverso. Los tratamientos tópicos que a menudo se prescriben para tratar los hongos de las uñas de los pies pueden llegar a quemar o ampollar la piel. Los medicamentos orales para tratar la onicomicosis pueden causar daños hepáticos o gastrointestinales. Asegúrese de leer la lista de posibles efectos secundarios de su medicamento. Consulte a su farmacéutico, médico o especialista si le preocupan los efectos secundarios de los medicamentos recetados.

Cuándo acudir al médico por los hongos en las uñas de los pies

Si los hongos en las uñas de los pies son persistentes o el dolor está presente, es posible que tenga que acudir a un especialista. Un dermatólogo o un podólogo pueden evaluar sus síntomas y enviar una pequeña muestra de la uña del pie o de la carne afectada a un laboratorio para que la analicen, ya que hay varios tipos de hongos y levaduras que causan onicomicosis. Conocer la causa específica de los hongos en los pies puede ayudar a identificar la ruta a seguir para tratar su afección.

Los cambios en las uñas también pueden estar causados por enfermedades subyacentes, como la psoriasis y la diabetes, por lo que es importante acudir a un médico profesional si la afección persiste o empeora. Las infecciones bacterianas y fúngicas de la piel en pacientes con diabetes suelen provocar ingresos hospitalarios y, en casos graves, pueden dar lugar a amputaciones. Si el riesgo de infección es elevado, hay que prescindir de los remedios caseros y buscar tratamiento médico profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *